Gobierno Nacional de Panamá

Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: mailchimp_lists. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1143 of /data/web-stage/includes/bootstrap.inc).

SALUD MENTAL REQUIERE MAYOR ATENCIÓN

Domingo, 16 de Septiembre de 2007

La falta de instalaciones, recursos humanos y campañas de prevención representan las principales debilidades que enfrentan los países para controlar los problemas de salud mental que aquejan a la población.
 
Así lo informó el director de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Benedicto Saraceno, quien detalló que es preocupante que existan naciones que carezcan de especialistas para atender a las personas aquejadas por este problema.
 
Durante una conferencia titulada “La salud mental en el mundo: situación actual y perspectivas”, Saraceno lamentó que se dediquen recursos para promover muchas cosas, no obstante, para prevenir problemas de salud mental como alcoholismo, esquizofrenia, drogas, etc. no se cuente con el apoyo necesario
 
“Prevenir la salud mental –dijo- no es costosa porque no requiere de equipos sofisticados, como otras enfermedades, sino la voluntad  y la disposición de los gobiernos para diseñar estrategias y políticas que atiendan a los pacientes e incorporarlos al sistema normal de atención de salud”.
 
A nivel mundial existen cerca de 450 millones de personas que padecen problemas de salud mental, la cual tiene relación con la vida cotidiana de ellas y con el modo con que cada uno se lleva con su familia, en el colegio, en el trabajo, en el juego, en su barrio o en la comunidad.
 
De acuerdo con estudios internacionales, existen países donde el recurso humano profesional para la atención de pacientes con problemas de salud mental registra un promedio entre uno y cinco  psiquiatras por cada 100 mil habitantes. Algunas naciones destinan únicamente el 2% de su presupuesto anual para la atención de salud mental, cuando este monto debiera alcanzar el 13%.
 
A diferencia de otros países, Panamá ha registrado un avance en la descentralización de los servicios de salud mental donde los psiquiatras visitan los centros de salud para la atención médica y los hospitales generales cuentan con los servicios para pacientes con trastornos mentales.
 
Paralelo a ello se trabaja en el tratamiento oportuno de los trastornos mentales y el comportamiento, además de restringir el acceso a los medios letales, la educación en las comunidades, el fomento de la participación social y la sensibilización de la opinión pública respecto a la búsqueda de la ayuda.
 
Los principales problemas de salud mental que enfrenta la población panameña son trastornos de ansiedad, afectivos, psicosis y el consumo de sustancias. Adicional a ello, se suman la violencia y el consumo de alcohol.