Gobierno Nacional de Panamá

SALUD MANTIENE DIÁLOGO ABIERTO CON MÉDICOS

Miércoles, 17 de Octubre de 2007

Autoridades de salud mantienen abierto el diálogo con gremios médicos para encontrar salida a sus exigencias, aunque su petición de aumento salarial se encuentra distante de lograrse y la misma podría interferir con la estabilidad lograda en la Caja de Seguro Social (CSS) tras la reformas a su ley orgánica en el 2005.
 
Los galenos solicitan un incremento salarial de mil 500 balboas que beneficiaría a cerca de cinco mil profesionales entre médicos y odontólogos, no obstante, el Gobierno Nacional ha calificado la petición de “inoportuna” porque todavía se encuentra en discusión el mecanismo de seguimiento y financiamiento de la mesa de Concertación Nacional para el Desarrollo del Sistema de Naciones Unidas a fin de garantizar la excelencia en las prestaciones médicas y supervisar el funcionamiento de los hospitales del país mediante la creación del Sistema Único de Salud.
 
A criterio del primer vicepresidente de la república, Rubén Arosemena, la intención de los profesionales médicos de aumento salarial es “poco probable” y remota debido a que ya fue presentado el presupuesto a la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional para la nueva vigencia fiscal, aunque reiteró que las negociaciones se mantienen abiertas.
 
Arosemena dijo que la petición de aumento salarial tendría que involucrar la calidad en la prestación de los servicios médicos, lo cual difiere con la opinión de asegurados y no asegurados que asiste a los centros hospitalarios del país.
 
“Con amenazas de huelga los gremios médicos no lograrán resultados y se entorpecería las discusiones”, puntualizó Arosemena.
 
Los gremios médicos, a través del grupo de internos, también mantienen acercamiento con las autoridades de salud sobre el tema de la ley 43 de 21 de julio de 2004 sobre “el régimen de certificación y recertificación de los profesionales, especialistas y técnicos de las disciplinas de salud”, donde la Comisión de Salud de Asamblea Nacional de Diputados suspendió su implementación por 180 días.
 
De acuerdo con los internos la ley riñe con el Código de Salud vigente debido a que el artículo 108 tiene prelación sobre una ley ordinaria. Los galenos han mostrado su oposición a exámenes o certificaciones ilegales que pretenden desconocer el valor y la importancia académica de su proceso de formación profesional.
 
La ministra de Salud, Rosario Turner, ha sostenido conversaciones con estos profesionales y se busca respuesta a sus exigencias con la revisión de la ley como parte de su formación profesional en los centros de enseñanza superior y no como actualmente se establece.