Gobierno Nacional de Panamá

REDOBLAN ATENCIÓN MÉDICA EN NGÖBE-BUGLÉ

Martes, 25 de Septiembre de 2007

Autoridades de salud se trasladaron este miércoles a la comarca Ngöbe-buglé para reforzar la vigilancia sanitaria en la región y lograr confirmar o descartar el fallecimiento de menores aquejados por problemas respiratorios.
 
La jefa de epidemiología del Ministerio de Salud, Gladys Guerrero, reafirmó la defunción de ocho menores, no obstante, aclaró que ayer martes recibieron el reporte de otros dos menores que fallecieron lo cual será investigado.
 
“Independientemente de los reportes de los pobladores, el Ministerio de Salud ya tenía confeccionado un plan de trabajo para iniciar un recorrido y reforzar la vigilancia sanitaria en la comarca”, precisó Guerrero antes de viajar a la comarca Ngöbe-buglé en compañía de un equipo médico para atender a los pacientes.
 
Guerrero manifestó que es necesario investigar el hecho para corroborar o descartar que las defunciones reportadas por líderes de la comunidad sean producto del mismo cuadro respiratorio que registraron los pacientes fallecidos con antelación.
 
El recorrido del equipo de salud, conformado por epidemiólogos, pediatras, enfermeras, laboratoristas, técnicos de salud, entre otros, abarcará las comunidades de Agua de Salud, El Peñón, Guayabito, Güibale, Virigüa, Alto de Batata, El Copé, Cerro Pelado, Alto de Jesús y Murciélago, ubicadas en la cordillera central de la provincia de Veraguas.
 
La jefa de epidemiología del Ministerio de Salud comentó que no sólo se investigará, sino que se ofrecerá atención médica a los pacientes y permanecerán en el lugar hasta lograr controlar la situación existente en la región.
 
Consultada por otros casos registrados, Guerrero dijo que los pacientes trasladados al hospital Luis “Chicho” Fábrega,  de la provincia de Veraguas, la semana pasada en la primera gira de inspección “todos se encuentran en franca recuperación”.
 
Durante su presencia en la mesa de Concertación Nacional para el Desarrollo del Sistema de Naciones Unidas, ayer martes, la ministra de Salud, Rosario Turner, logró conversar con dirigentes indígenas Ngöbes allí representados donde les informó su preocupación por la situación y reiteró que más de 60 funcionarios serían movilizados a la región para atender la mayoría de las comunidades afectadas.
 
A la fecha, cinco niños han sido detectados con problemas de infección respiratoria superior que ha requerido hospitalización. Todos  se encuentran en fase de recuperación, lo cual corrobora la acción inmediata de las autoridades de salud.
 
Los casos presentados en los pacientes son infecciones que inician con un cuadro viral, caracterizado por tos, secreción nasal, febrículas y, en algunos casos, complicaciones de bronconeumonía.