Gobierno Nacional de Panamá

PANAMÁ ENCABEZA LISTA DE PAÍSES QUE MÁS ACCIONES DESARROLLA EN LUCHA CONTRA EL SIDA EN CENTROMERICA

Lunes, 12 de Noviembre de 2007

Panamá es el país a nivel centroamericano que más acciones de prevención desarrolla en contra el VHIH/SIDA, reveló la directora del Programa de VIH-SIDA del Ministerio de Salud, Yira Ibarra.
 
Las declaraciones de Ibarra se dieron luego de la instalación de la Comisión Nacional Contra el VIH/SIDA que contará con una partida inicial para actividades de 100 mil balboas y donde intervienen alrededor de 18 organizaciones pertenecientes a la Sociedad Civil, entidades gubernamentales y grupos religiosos, entre otros.
 
Precisó la funcionaria que si bien Panamá es una de las naciones más afectadas por la epidemia de VIH/SIDA en la región, es a la vez la que mas programas de prevención y atención realiza sin el apoyo internacional.
 
“La realidad es que tenemos un problema con el SIDA que está concentrada en este momento en grupos vulnerables que necesitan mucha atención”, explicó Ibarra.
 
Dijo que hasta junio del 2007, se habían contabilizado un total de 8,462 personas afectadas por el SIDA, de las cuales hasta el mes de noviembre un alto porcentaje había fallecido.
 
La Comisión Nacional Contra el VIH/SIDA se reactivó gracias a las gestiones realizadas en este sentido por la ministra de Salud, Rosario Turner.
 
Dicha entidad tiene la responsabilidad de desarrollar actividades de promoción en el interés de contrarrestar los efectos de esta terrible epidemia en la población panameña.
 
Entre las entidades que participan en este proyecto figuran la Contraloría General, los Ministerios de Desarrollo Social, Economía y Finanzas y Salud; la Defensoría del Pueblo, El Consejo Ecuménico y el Consejo de Rectores, entre otras organizaciones.
 
“Hemos comenzado a realizar una serie de acciones porque sabemos que el SIDA es un problema social, laboral y económico que afecta a la población panameña”, destacó Ibarra.
A juicio de la funcionaria, ahora es el momento de que todas las instituciones aporten mucha más en la lucha contra el SIDA, para evitar que se eleve el presupuesto destinado a la atención de personas afectadas por la epidemia.