Gobierno Nacional de Panamá

NO HAY EPIDEMIA DE DENGUE EN BOCAS DEL TORO

Miércoles, 3 de Octubre de 2007

El director regional de salud de Bocas del Toro, Hermes Bustamante, aclaró este jueves que la situación de dengue en esta provincia se encuentra controlada y que no existe alarma de epidemia.
 
Bustamante salió al paso de declaraciones de un funcionario distrital de salud quien señaló que unas 60 personas se encuentran infectadas por dengue y se había decretado una alarma en la provincia.
 
A criterio del director regional de salud, es lamentable que personas se dediquen a crear pánico en la comunidad cuando la situación esta controlada al punto que el índice de infestación del Aedes aegypti esta por debajo del 2% y no existe peligro de epidemia en Bocas del Toro.
 
“No podemos permitir aseveraciones de esta naturaleza  porque crea pánico en la población y es necesario mencionar que las brigadas de salud de la institución se encuentran trabajando, nebulizando y orientando a la población para evitar la acumulación de agua que contribuya a la proliferación del vector”, precisó Bustamente.
 
El funcionario manifestó que la fuente que proporcionó la información “no es verídica” y que la única persona responsable de brindar información de salud sobre la provincia de Bocas del Toro es la figura del director regional.
 
Bustamante comentó que el hecho que en Costa Rica se hayan registrado una epidemia, no implica que la situación se igual en Bocas del Toro al tiempo que dijo que ellos como encargados de salud en la provincia brindaron su respaldo a las autoridades de salud ticas para controlar la situación.
 
El Ministerio de Salud mantiene vigilancia sobre los casos de dengue en el país y reitera su llamado a corregidores y alcaldes del país a ser enérgicos en las sanciones contra aquellas personas reincidentes en mantener criaderos de mosquito Aedes aegypti y aplicar las disposiciones establecidas en la ley 40 de 16 de noviembre de 2006 “que modifica y adiciona artículos a la ley 66 de 1947 que aprueba el Código Sanitario y dicta otra disposición”.
 
La ley 40 contempla multas que oscilan entre un mínimo de 10 balboas y un máximo de 100 mil balboas. También se contempla suspensión temporal de las actividades, clausura de establecimientos y decomiso de productos que afecten la salud pública.