Gobierno Nacional de Panamá

FARMACIAS DEBEN CUMPLIR LEY DE MEDICAMENTOS

Lunes, 17 de Septiembre de 2007

Un llamado de alerta a las propietarios de farmacias y regentes farmacéuticos del país a que cumplan con el requisito de exigir receta médica en aquellos productos médicos que así lo requieran, a fin de minimizar el riesgo de uso inapropiado de algunas sustancias, realizó el Ministerio de Salud luego de detectar algunas anomalías sobre el particular.
 
El llamado surge tras varias quejas de profesionales de la medicina quienes denunciaron a la Dirección de Farmacias y Drogas la venta de productos que contienen el principio activo de Zoplicona sin la respectiva receta médica.
 
“En nuestro despacho –señala una nota de la Dirección de Farmacias y Drogas- hemos recibido quejas de algunos médicos en el sentido que esta sustancia, que induce al sueño, esta siendo utilizada irregularmente por pacientes jóvenes e inclusive para otros fines”.
 
Entre los productos despachados en farmacias del país sin la presentación de receta médica que contienen Zoplicona se encuentran Sedorm (Reg. San. No. 55640), Imovane (Reg. San. No. 54738), Ezolin (Reg. San. No. 65055) y Zalepla (Reg. San. No. 65890).
 
La Zoplicona es un psicofármaco utilizado para tratar el insomnio como inductor del sueño que requiere una previa revisión médica por un profesional Su acción se manifiesta sobre diferentes parámetros del sueño: aumenta la duración y mejora la calidad del sueño, disminuye la cantidad de despertares nocturnos y retrasa pero no reduce la duración total de los períodos REM.
 
Dentro de la lista de sustancias controladas internacionalmente por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, la Zoplicona no se encuentra como tal, por lo cual no puede ser incluida como receta de narcótico, como ocurre con el Diazepan, Alprazolam y otras Benzodiacepinas.
 
A criterio del director de Farmacias y Drogas del Ministerio Salud, Eric Conte, la alerta es necesaria porque “no podemos permitir el incumplimiento de estos negocios” en lo estipulado en ley 1 de 10 enero de 2001 “sobre medicamentos y otros productos para la salud humana”.
 
Conte advirtió que la dirección a su cargo realizará un monitoreo en las farmacias del país para dar seguimiento al tema y ser enérgicos en el cumplimiento de la ley y las respectivas sanciones contra aquellos establecimientos que incumplan con esta disposición.
 
Las sanciones contemplan desde amonestaciones verbales o escritas hasta sanciones entre 500 a 5 mil balboas. Hasta el primer semestre de 2007 cerca de 15 farmacias habían recibido amonestación por incumplimiento de la ley de medicamentos. En Panamá existen unos 1,200 establecimientos dedicados a la venta de productos médicos, de las cuales un 70% se concentra en la ciudad de capital.