Gobierno Nacional de Panamá

CULMINA CAPACITACIÓN SOBRE GRIPE AVIAR

Viernes, 21 de Septiembre de 2007

Unos 50 profesionales de la salud de Centroamérica y Panamá culminaron este sábado el tercer curso sobre influenza pandémica que se realizó en el Centro Regional de Capacitación de Salud.
 
Los profesionales de la salud fueron capacitados por expertos de Panamá y Estados Unidos en temas como la descripción de la gripe aviar;  introducción a la preparación y respuesta para una pandemia de gripe aviar; manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento; e influenza pandémica, farmacología y no farmacología.
 
El Centro Regional de Capacitación en Salud es una iniciativa del Gobierno de Panamá con apoyo del Departamento de Salud de Estados Unidos para ofrecer entrenamiento a expertos nacionales e internacionales en temas de salud y garantizar su actualización en salud en la región centroamericana.
 
En visita a los profesionales médicos capacitados, la titular de salud, Rosario Turner, expresó su complacencia por la asistencia de los galenos y reconoció el apoyo brindado por el Secretario de Salud de Estados Unidos, Michael Leavitt, y el trabajo continuo que se realiza en el Centro Regional.
 
Turner, quien realizó un recorrido por las instalaciones del Centro, manifestó lo oportuno  de esta iniciativa porque permite realizar un trabajo en conjunto buscar estrategias con los países de la región para prevenir y enfrentar cualquier eventualidad de pandemia.
 
En tanto, la representante de Salud de Estados Unidos para la región Latinoamericana, Rosalyn Correa de Araujo, resaltó la importancia de la capacitación al tiempo que mencionó próximamente se programan nuevas capacitaciones como atención primaria, salud pública y desarrollo de competencia en biomédica y su mantenimiento.
 
Además se proyectan otros temas como dengue, emergencia médica, vacunación, malaria, desnutrición, parteras empíricas y atención materna en lugares apartados donde habrá una serie de preparaciones e intercambio de conocimientos con la colaboración de expertos de los países centroamericanos.
 
Para esta primera fase del proyecto, que incluye capacitación y cursos de entrenamientos el gobierno de Estados Unidos aportó cuatro millones de dólares.