Gobierno Nacional de Panamá

COMUNICADO DE PRENSA No. 2

Martes, 2 de Octubre de 2007

El Ministerio de Salud informa a la comunidad que la Enfermedad Respiratoria Aguda que se ha presentado en la región de la Comarca Ngöbe-buglé, está siendo atendida de manera responsable utilizando las siguientes estrategias:
·        Fortaleciendo los equipos locales de salud en la comarca con el nombramiento de médicos, enfermeras, auxiliares y promotores de salud, quienes han intensificado la investigación y atención de los casos.
·        Monitoreo de los equipos de salud establecidos en la comarca.
·        Manteniendo una estrecha comunicación y coordinación con las autoridades locales y de la comarca.
·        Suministro necesario de medicamentos y traslado de pacientes a través del Sistema Aéreo Nacional (SAN).
·        Coordinado las acciones para diagnosticar el estado del sistema de dotación de agua y letrinación para su fortalecimiento.
·        Reforzamiento de la capacidad de atención del hospital Luis “Chicho” Fábrega con la asignación de personal médico y de enfermería.
 
Estas estrategias han permitido detectar y tratar adecuadamente un número importante de casos de enfermedad respiratoria, principalmente en niños menores de 5 años, evitándose complicaciones que requieran hospitalización.
 
Actualmente hay 36 pacientes hospitalizados en el hospital Luis “Chicho” Fábrega, en la provincia de Veraguas, con diagnóstico de Enfermedad Respiratoria Aguda, y se ha dado salida a otros 31 que han evolucionado de forma satisfactoria.  Además,  oficialmente se han confirmado 10 fallecimientos, manteniendo un equipo de epidemiólogos investigando las denuncias de muertes adicionales que han formulado miembros de la comunidad, con la finalidad de comprobarlas o descartarlas.
 
Ante los hechos acaecidos en la comarca, el Ministerio de Salud hace un llamado de atención a toda la comunidad panameña a que estén atentos ante cualquier caso de Enfermedad Respiratoria propia de la estación lluviosa en nuestro país, especialmente en niños menores de cinco años y personas mayores de 60, para que los lleven a recibir atención en la instalación de salud más cercana a su comunidad, y reiterando la importancia de mantener las medidas de higiene personal, lavado de manos, manejo adecuado de las secreciones y evitar las aglomeraciones.