Gobierno Nacional de Panamá

AUTORIDADES DEL HOSPITAL CHICHO FABREGA EN ALERTA

Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

El director Médico del Hospital Chicho Fabrega, Gabriel De León de la provincia de Veraguas, aseguró que dentro de las instalaciones del nosocomio no se han registrado muertes de infantes por cuadros severos de vómito y diarrea trasladados de las áreas afectadas de la  comarca Ngobe Buglé.
 
“El menor trasladado de la región indígena comarcal en estado delicado, murió durante el viaje trayecto al hospital. Cuando lo atendieron los signos vitales del paciente no respondían, falleció antes de recibir la atención médica” explicó el galeno
 
El director médico informó que como parte de la estrategia de atención puesta en práctica por el Ministerio de Salud,  para atender a pacientes que son trasladados  de la  comarca Ngöbe Bugle; sea habilitado turnos extraordinarios en el cuarto de urgencia y la sala de pediatría del nosocomio.
 
“El Centro Hospitalario de la región ha habilitado turnos extraordinarios para aumentar la cobertura de atención  y estar alerta de algún otro caso trasladado de la región indígena sobre todo de infantes y menores de edad que provienen de las áreas afectadas” expresó
 
Reveló que el personal médico del hospital ha atendido un total de 16 casos de estos pacientes 6  mejoraron progresivamente se les dio salida y  fueron referidos a sus respectivas áreas con seguimiento en observación médica en el hospital de Cañazas por médicos responsables de atender a la población
 
Según el galeno el resto de los pacientes atendidos por el nosocomio están en condiciones estables, recibiendo la terapia de antibióticos como oxigenoterapia que requieren algunos de los afectados para su recuperación.
 
Aclaró que el hospital se ha preparado para atender los casos, la sala de cirugía se ha establecido un espacio, en la sala de pediatría se trasladaron a niños que han  sido intervenidos quirúrgicamente por traumas.
 
Agregó que  se ha habilitado un espacio físico exclusivamente para recibir a los pacientes que provienen de la comarca Gnöbe Buglé para  mantenerlos en una forma aislada para que reciban todo el tratamiento requerido, hasta tanto se tenga un diagnóstico preciso.