Gobierno Nacional de Panamá

Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: mailchimp_lists. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1143 of /data/web-stage/includes/bootstrap.inc).

CASOS DE MALARIA REGISTRAN REDUCCIÓN

Jueves, 23 de Agosto de 2007

Pese a la alarma de malaria en Panamá los casos de esta enfermedad reflejan una disminución de 10.24% a la semana No. 34 del año, es decir 99 casos menos con relación a igual periodo del año anterior.
Las cifras revelan que la semana No. 10 del año es la que más casos registra con 62, seguido de la No. 3 con 51 y la No. 11 con 42.
La malaria  o paludismo, que data de la época romana, es una enfermedad parasitaria que se manifiesta con fiebres altas, escalofríos, síntomas parecidos a la gripe y anemia. Es transmitida por la picadura del mosquito anófeles albimanus y sus primeros síntomas se  presentan entre 10 días a cuatro semanas después de la infección.
En Panamá, los casos de esta enfermad re-emergieron a partir del año 1999, particularmente en el área indígena. Sus causas son múltiples, aunque las dos más llamativas fueron la desarticulación (durante la década pasada) de los programas de control del mosquito transmisor y el descuido de la población para atacar la enfermedad en forma contundente.
Durante el 2007 se registran 129,240 muestras acumuladas y 1,008 viviendas rociadas utilizando insecticida fenitrothion al 40% polvo humectante.
Los casos de malaria en los últimos cinco años han reflejado una reducción entre 70% y 80% aunque todavía existen zonas endémicas (particularmente indígenas) como las provincias de Darién, Panamá Este y Veraguas donde se trabaja arduamente para combatir los criaderos del vector.
Prueba de ello, lo comprueban que durante el 2002 los casos alcanzaron 2,244, en el 2003 unos 4,500, en el 2004 totalizaron 5,095 en el 2005 llegaron a 3,667 y en 2006 la cifra fue de 1,663 casos.
No obstante, se trabaja constantemente para reducir los casos en Panamá, ser controlada y lograr reducir el hábitat de reproducción del mosquito transmisor de la malaria.
En cada provincia existe personal de salud entrenado en la lectura de la muestra ‘la gota gruesa’, término científico como se le conoce a la prueba para determinar si un paciente padece o no malaria.
Anualmente se destinan cerca de dos millones balboas para la compra de insecticidas, vehículos, lanchas, motores, combustible y contratación de recurso humano para contrarrestar la enfermedad.
Algunas recomendaciones a la población son mantener limpieza estricta de la vivienda y sus alrededores (el peridomicilio); eliminar los criaderos (vasijas, llantas, tubos, etc.) y tapar bien los tanques de reserva de agua.