Gobierno Nacional de Panamá

Prevención del derrame cerebral

Sábado, 9 de Diciembre de 2017

La Enfermedad Vascular Cerebral (EVC), también conocido como “derrame cerebral” o “stroke”, es una de las causas de muerte más frecuentes muerte en el mundo y Panamá no escapa de esa realidad. Ocurre cuando algunas células del cerebro se quedan sin irrigación sanguínea.

Puede ser de 2 tipos:
- isquémica: cuando se obstruye una arteria y se impide la llegada de sangre a una región del cerebro.
- hemorrágica: cuando se rompe una arteria y se derrama la sangre en el cerebro.

En ambas situaciones se disminuye la irrigación de sangre en un área del cerebro, por lo que el paciente presenta síntomas como dificultades para hablar, caminar, desequilibrio y dolor de cabeza. Generalmente, los síntomas dependen del área afectada.

No solo es causa importante de muerte, sino que también es causa importante de discapacidad en personas que la padecieron y sobrevivieron. Esto conlleva un cambio importante en la vida de la familia, no solo del paciente. Muchas veces el déficit funcional es permanente y requiere que le ayuden a realizar, inclusive las necesidades básicas.

A pesar que es la tercera causa de muerte no traumática en Panamá, es prevenible. Hay factores de riesgo no controlables, como la edad (a mayor edad, mayor riesgo) y el sexo (es más frecuente en los varones). Pero hay otros factores de riesgo que pueden ser modificables y que dependen únicamente de cada uno de nosotros.

Para lograr la prevención, debemos controlar estos factores de riesgo como presión arterial, diabetes mellitus, niveles elevados de colesterol. Además, hay otros factores que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad vascular cerebral y que también debemos controlar. Estos son tabaquismo, ingesta excesiva de licor, inactividad física y obesidad.

Al final, las principales causas de muerte y de enfermedad en nuestro país las podemos prevenir llevando estilos de vida saludables, como realizar ejercicios diariamente y llevar una dieta baja en grasa y carbohidratos, asociado a una ingesta de suficiente agua.

Sin duda, es mejor prevenir, que lamentar. Se requiere de la participación activa de las personas en el cuidado de su salud.

Miguel A. Mayo
@mayogastro