Gobierno Nacional de Panamá

Determinantes sociales de la salud

Sábado, 21 de Octubre de 2017

 

Los determinantes sociales de la salud son las circunstancias con que las personas  nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen y que son el resultado de la distribución del dinero, poder y recursos a nivel mundial y local.

Estos determinantes explican la mayoría de las inequidades en el mundo y Panamá no escapa de esta realidad.  Los más pobres tienen, también, la peor salud. Esto es claro en los índices de salud de los países.  El producto bruto interno (PBI) es un índice que mide la riqueza de un país, pero está muy lejos de explicar las realidades de las riquezas de cada región de ese país. 

Es por esto, la falta de atención histórica en las áreas rezagadas de nuestro país (comarcas, Darien, Bocas del Toro), por lo cual tenemos índices de salud muy distintos al resto del país. Por ejemplo, la esperanza de vida al nacer en las regiones comarcales es 8 años menos que el promedio del resto del país. 

La mortalidad infantil y materna también tienen una diferencia significativa entre las áreas urbanas y rurales del Panamá. La diferencia del número de profesionales de salud por habitantes entre áreas urbanas y rurales es abismal.  Entonces, si queremos tener un país desarrollado, tenemos que aspirar a disminuir esta inequidad sanitaria. 

En esta administración hemos aumentado los cupos de profesionales de la salud en áreas rurales.  Además, se han aumentado las becas para estudiantes procedentes de estás áreas rezagadas, con la idea que a su regreso, laboren en sus respectivas regiones.  Cualquier decisión gubernamental puede afectar la equidad sanitaria, aunque no sea una política de salud, esta decisión tendrá afectación en el estado de salud de la población. Por lo tanto, la coherencia de las políticas de todos los ministerios es esencial para mejorar la salud de la población.

Para esto no solo es importante la voluntad política, si no también, la sensibilidad social para poder sentir la necesidad de estas personas que viven en áreas rezagadas. Estas cualidades coinciden en gran parte de esta administración, razón por la cual se reactivó el Gabinete Social.  Por ejemplo, la obesidad es una enfermedad que afecta a millones de panameños, por lo que estimular la actividad física es importante, pero también, hacer políticas que favorezcan el consumo de alimentos sanos y a la vez, prohiban los dañinos, Educacion en las escuelas primarias con intervención de los padres de familias es importante. MEDUCA aprobó una resolución que regula la venta de comida en los kioscos escolares. 

La participación del Gabinete Social, por primera vez, actuando en forma articulada, con objetivos definidos, es la estrategia adecuada para reducir la pobreza multidimensional y así, sin duda saldar la deuda histórica de equiparar los índices de salud de estás áreas con el resto del país.  La Jornada Única Escolar, el programa 100/0, Techos de Esperanza y adecuación de parques en la ciudad son ejemplos de mejoría de los determinantes sociales de la salud, pero se requiere de la cooperación de la población para el éxito y la cooperación continuidad de los mismos como políticas de Estado.  Los gobierno son responsables de las decisiones políticas que lleven las inversiones a atacar estos determinantes, pero la población es la encargada de cuidarlas y mantenerlas efectivas a través del tiempo. Solo así el país progresará en forma integral.